Moscú y Sofía disputan sobre quién salvó la vida de los judíos de Bulgaria en la época del Holocausto

La vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso María Zakharova.

La disputa fue provocada por un grafiti antisemita en un monumento al Ejército Rojo.

Una disputa entre Bulgaria y Rusia sobre el rescate de los judíos búlgaros durante el Holocausto continuó el domingo, mientras Rusia defendía la declaración de su Ministra de Relaciones Exteriores de que el Ejército Rojo había evitado su deportación.

La controversia comenzó en una conferencia de prensa el jueves, durante la cual la Ministra de Relaciones Exteriores rusa Maria Zakharova condenó un grafiti antisemita que había sido pintado sobre un monumento al Ejército Rojo en Sofía.

El Sofia Globe citó a Zakharova diciendo: «Esta escapada es especialmente cínica en vista del hecho de que durante la Segunda Guerra Mundial, fue gracias a nuestros soldados que la deportación de los judíos de Bulgaria fue impedida y así alrededor de 50,000 personas fueron salvadas de una muerte segura».

Sus comentarios provocaron un gran alboroto entre los líderes búlgaros y los representantes judíos, a la luz de la famosa historia de cómo un grupo de parlamentarios búlgaros, líderes de la iglesia, figuras públicas y ciudadanos se unieron y presionaron al rey y a su gobierno para no cumplir con el plan del gobierno de deportar a 48,000 judíos búlgaros.

En marzo de 1941, Bulgaria se alió con Alemania e Italia, esperando que las potencias del EJE la ayudarían a recuperar territorios perdidos durante la Primera Guerra Mundial.

Yad Vashem, el centro de recordación del Holocausto de Israel, ha otorgado el título de Justo Entre las Naciones al difunto vice vocero de la Asamblea Nacional de Bulgaria Dimitar Peshav, al difunto metropolitano de Sofía Stefan, y al difunto metropolitano de Plovdiv Kiril, por oponerse vigorosamente a las política anti-judías del régimen búlgaro, y dar pasos activos contra su política de deportación de los judíos de Bulgaria y entregarlos a los alemanes.

Tanto el Ministro de Relaciones Exteriores como el presidente de Bulgaria criticaron la declaración rusa a través del fin de semana.

El Ministro de Relaciones Exteriores dijo: «Cuando los ciudadanos búlgaros se pararon en las vías del tren que llevaban a los campos de la muerte nazis; cuando los representantes de la élite política, económica e intelectual búlgara escribieron cartas de protesta en defensa de los judíos búlgaros; y los altos jerarcas de la Iglesia Ortodoxa búlgara se unieron a los judíos reunidos para la deportación, declarando que sus compatriotas podrían ser llevados a los campos solamente si ellos eran llevados también -el Ejército Rojo estaba a miles de kilómetros de distancia de las fronteras de Bulgaria».

De acuerdo a The Sofia Globe, el presidente búlgaro Roumen Radev respaldó esta declaración, describiendo el alegato de Rusia como «una profunda ignorancia de la historia o un intento de provocación».

La Embajada de Rusia en Bulgaria publicó posteriormente dos declaraciones en su página de Facebook el sábado. En la primera, reconoció «la indisputable contribución heroica del pueblo búlgaro, incluyendo a representantes de inteligencia y la Iglesia Ortodoxa en la lucha contra el nazismo, incluyendo el rescate de los judíos que vivían en el país de los campos de la muerte».

La segunda publicación en Facebook incluyó una declaración del director científico de la Sociedad de Historia Militar de Rusia Mikhail Myagkov, defendiendo la afirmación original poniéndola en un contexto mucho más amplio. «Si no hubiera sido por el Ejército Rojo, los alemanes habrían destruido a seis millones de judíos y muchos más», dijo él, diciendo a continuación que sin las acciones del Ejército Rojo, los nazis habrían forzado a las autoridades búlgaras a participar en el Holocausto en la autoridad búlgara.

«Por lo tanto, nuestra Ministra de Relaciones Exteriores tiene toda la razón al decir que gracias a nuestros guerreros la deportación de los judíos de Bulgaria fue impedida», concluyó Myagkov.

Comentando sobre la saga el domingo, el historiador y cazador de nazis Efraim Zuroff, del Centro Simon Wiesenthal, describió la afirmación original como «absurda», pero dijo que había alguna lógica en la subsecuente explicación.

«Así no fue cómo fueron salvados los judíos. Los judíos fueron salvados debido a la oposición de algunas personas importantes en Bulgaria a las deportaciones», dijo él sobre el comentario original de Zakharova.

«Es cierto que muchos más judíos habrían sido asesinados en el Holocausto si no hubiera sido por el Ejército Rojo, pero son dos cuestiones distintas», dijo él a continuación sobre el último comentario posteado por la embajada rusa.

«No hay duda que la contribución del Ejército Rojo en la derrota de la Alemania nazi, la cual en última instancia llevó al cese de la Solución Final, fue absolutamente crítica», dijo él a The Jerusalem Post, añadiendo que el argumento de Myagkov de que los nazis habrían forzado a las autoridades búlgaras a participar en el Holocausto en su propio país tenía cierto peso.

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil