Cuando las judías usaban burkas: Exposición muestra la moda judía del siglo XIX

Una pareja judía usando bujarían posando en abrigos forrados con ikat tejido.

La colección de ropa judía del Museo de Israel, representando los estilos usados por las mujeres judías en África del Norte, Yemen y Asia, será exhibida en NYC a partir del próximo mes.

Cuando el Museo de Israel puso un traje al estilo de una burka en exhibición en una exposición sobre ropa judía, algunas visitantes estuvieron confusos: Qué tiene que ver una capa de cuerpo entero asociada con el islam con la moda judía?

Resultó que mucho.

«Esta era en realidad la ropa tradicional para las mujeres judías de la alta sociedad hasta incluso mediados del siglo XX», dijo a JTA Efrat Assaf-Shapira, una curadora de la vasta colección de atuendos judíos del museo. «Los judíos alrededor del mundo usaban principalmente lo que sus sociedades circundantes usaban».

Así, por ejemplo, los pantalones de seda blanca de boda tunecinos con una cintura de 10 pies para acomodar a las novias agradablemente gruesas, una falda púrpura iraní de seda inspirada en los tutus del ballet parisino y un vestido y cinturón blancos de algodón etíopes son parte de la colección de roja judía del museo.

Ahora el Museo de Israel está preparando llevar su moda cosmopolita judía a New York para la primera «exposición integral en Estados Unidos» de trajes judíos. «Significado Velado: Trajes Judíos a la Moda», estará en exhibición en el Museo Judío de Manhattan desde el 3 de noviembre hasta el 18 de marzo.

Un chador usado por las mujeres judías en Herat, Afganistán.

Desde su apertura en 1965, el Museo de Israel ha acumulado la colección de vestimenta judía más grande en el mundo. El sótano con temperatura controlada de su extenso campus en el centro de Jerusalem alberga unos 10,000 artículos usados por los judíos en docenas de países durante los últimos cientos de años.

Las judías iraníes usaban una falda inspirada en el tutu y una chaqueta a principios del siglo XX.

La colección del museo es el resultado del singular papel de Israel como un refugio para la judería mundial: La mayoría de los artículos fueron donados por los inmigrantes que se precipitaron al país por millones después de su fundación en 1948.

«El amplio alcance de esta colección es posible solamente debido a todas las comunidades alrededor del mundo que vinieron a Israel», dijo Assaf-Shapira. «Es un raro encuentro que ocurrió al borde de la modernización».

Sin embargo, la colección está inevitablemente limitada por las fuerzas de la historia. De acuerdo a Assaf-Shapira, los judíos ya estaban empezando a cambiar su vestimenta tradicional por los trajes de estilo occidental cuando ellos empezaron a emigrar a Israel, y esto fue especialmente cierto en los hombres. También, debido al Holocausto, los judíos europeos trajeron muy poco de su cultura con ellos, con la excepción parcial de aquellos del sur del continente.

Como resultado, la ropa preservada por el Museo de Israel representa en su mayor parte los estilos usados por las mujeres judías de África del Norte, Yemen y Asia durante finales del siglo XIX y principios del siglo XX. La mayoría de los artículos son la clase de traje ceremonial que estas mujeres empacaban en sus armarios como herencia, especialmente vestidos de boda.

A través de las décadas, el Museo de Israel ha exhibido su colección de ropa en una serie de exposiciones enfocadas en los judíos de regiones específicas. En el 2014, por primera vez, exhibió la moda judía global bajo el título «Códigos de Vestimenta: Revelando el Guardarropa Judío».

«Significado Velado» en el museo de New York será una versión de esa exposición, incluyendo alrededor de 100 artículos de docenas de comunidades judías tan lejanas como Italia e India.

Assaf-Shapira dijo que la gran variedad de materiales, colores y diseños desafía la noción de que los judíos preservaron su identidad rechazando las influencias externas. En la mayoría de los casos, dijo ella, los judíos se vestían al estilo de la sociedad circundante.

«Hay un núcleo compartido de la religión y las ceremonias», dijo ella de estas comunidades judías. «Pero rodeando este núcleo compartido, hay toda un área de tradiciones que fueron compartidas con musulmanes y cristianos».

En algunos casos, los judíos incluso contribuyeron a la moda popular, dijo ella, citando un abrigo de mujer forrado con un colorido ikat tejido en el cual los judíos locales eran expertos.

Un traje de novia usado por una judía tunecina a principios del siglo XX.

Incluso cuando los judíos sí utilizaron ropa distintiva, dijo Assaf-Shapira, ella fue preservada y apropiada típicamente de modas locales anticuadas, no solamente las judías.

Lo que nos lleva al atuendo velado al estilo de una burka que confundió a los visitantes del Museo de Israel y estará en exposición en New York.

En Mashhad, Irán, las mujeres judías usaban el chador [N.T. pañuelo islámico] junto con un velo -igual que como sus vecinas musulmanas. Después de que huyeron de la persecución y la conversión forzada en el siglo XIX y se reasentaron en Herat, Afganistán, ellas preservaron su shal al estilo iraní en lugar de adoptar la burka local como sus contemporáneas judías en la cercana Kabul. Muchas continuaron usando el chador hasta que emigraron a Israel, tan tarde como los años 1970.

«Estos artículos yendo a New York cuentan la historia de la diversidad de las comunidades judías alrededor del mundo», dijo Assaf-Shapira, «y en realidad cómo mantener su identidad a través de los tiempos cambiantes»:

 

Fuente: Haaretz
Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil