¿Cuál es la razón para la Sukkah?

La sukkah sirve para recordarnos nuestros humildes comienzos, como una nación incipiente, cuando no teníamos
ninguna vivienda permanente y teníamos que vivir en simples cabañas.

La palabra sukkah (pl: sukkot) significa literalmente una «cabaña sombreada». En un versículo bastante enigmático, la Torah nos ordena que vivamos en una sukkah por siete días para que así «las generaciones venideras sepan que Yo causé que los hijos de Israel vivieran en sukkot cuando los saqué de la tierra de Egipto».

Curiosamente, en ningún lado en toda la narrativa del éxodo de Egipto y los subsecuentes viajes a través del desierto por 40 años hay alguna mención de los hijos de Israel residiendo en cabañas! Por el contrario, las Escrituras describen en numerosas ocasiones cómo ellos vivían en tiendas, no cabañas! De dónde vinieron las cabañas?

Nubes de Gloria

En el Talmud, Rabbi Eliezer da la siguiente clásica explicación: Estas «cabañas» son una referencia a las milagrosas Nubes de Gloria, las cuales protegieron a los israelitas a través de su viaje de 40 años en el desierto.

Estas nubes no solamente los protegían desde arriba, sino que los rodeaban por todos los lados también. Ellas protegían al pueblo de los duros elementos, aplanaban montañas delante de ellos, mataban a las serpientes y escorpiones en su camino, mantenían su ropa limpia y los guiaban a través del desierto.

Es esta milagrosa «cabaña» que nosotros conmemoramos al sentarnos en la sukkah.

Cabañas Reales

Rabbi Akiva explica en el Talmud que «sukkot» es una referencia a las chozas reales que el pueblo usó como viviendas mientras ellos estuvieron por 40 años en el desierto.

Ahora, por qué celebraríamos el hecho de que los israelitas no tenían casas bonitas y tuvieron que vivir en chozas?

La sukkah sirve para recordarnos de nuestros humildes comienzos como una nación incipiente, cuando no teníamos ninguna vivienda permanente y tuvimos que vivir en simples cabañas. Esto pone nuestras vidas en perspectiva, y nos da una razón para agradecer al Todopoderoso por todas las cosas que Él nos otorga.

Una Mitzvah Única

A diferencia de todas las otras mitzvahs en la Torah, las cuales son hechas con sólo parte del cuerpo, la mitzvah de morar en la sukkah comprende el cuerpo entero de la persona.

Los maestros jasídicos señalan una serie de cualidades únicas de la sukkah:

Elevar lo Mundano

Cuando nosotros hacemos una mitzvah, nos elevamos nosotros mismos, el objeto con el cual hicimos la mitzvah, y nuestro ambiente. La mayoría de las mitzvahs están enfocadas solamente en aspectos limitados de nuestro ser y dimensiones limitadas de nuestro ambiente.

Sin embargo, en lo que se refiere a morar en la sukkah, no sólo todo el cuerpo está envuelto en la mitzvah, sino que también lo están los aspectos más mundanos de la vida. Después de todo, al comer, beber e incluso leer un buen libro en la sukkah, nosotros realizamos una mitzvah que abarca todo nuestro cuerpo!

Una Sukkah de Unidad

Los sabios asocian la mitzvah de la sukkah con el concepto de paz y unidad. Así, en nuestras plegarias la sukkah es llamada «Tu sukkah de paz», y los sabios del Talmud establecen que «todo Israel es apto para vivir en una sukkah».

Nuestro mundo está caracterizado por la diferenciación. De hecho, incluso la mitzvah del lulav y el etrog, los cuales representan la unidad de las cuatro clases de judíos, es sin embargo una unidad de diferencias y varios niveles.

Sin embargo, cuando nos sentamos en una sukkah, ella nos abarca a todos nosotros por igual, sin distinciones. Por lo tanto, cuando toda la nación judía mora en una sencilla sukkah, la unidad expresada es una que trasciende todas las diferencias y distinciones entre ellos.

El Talmud nos dice que cuando Mashiaj venga, la nación judía de hecho se sentará junta para una comida festiva en una sola sukkah -que sea rápidamente en nuestros días!

 

Fuente: Chabad.org
Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil