Director de escuela francesa revela la profundidad del antisemitismo en las escuelas públicas

Un soldado francés patrulla junto a una escuela judía, en Paris, el martes, 13 de enero del 2015.

Mientras el número de estudiantes judíos asistiendo a las escuelas públicas en Francia cae un tercio, el director de una escuela en Marsella cuenta cómo él tuvo que advertirles a los estudiantes judíos que no asistan por temor a su seguridad.

Un ex director en una escuela preparatoria para adolescentes en Marsella dijo que regularmente les aconsejaba a los judíos que no asistieran a su institución por temor al acoso de los otros estudiantes.

La revelación, la cual ha ocupado los titulares de las primeras páginas en los principales medios de comunicación en Francia, llegó en un libro recientemente publicado del cual es co-autor el director retirado, Bernard Ravet, y Emmanuel Davinddenkoff, al periódico Le Monde.

En una entrevista para el periódico L´Express, Ravet recordó un caso en el cual él como el director de una escuela pública le pidió a un homólogo de una escuela privada judía en Marsella que aceptara a un chico israelí cuya madre quería matricularlo en la escuela de Ravet.

Ravet dijo que él “sabía que el chico sería molido a golpes” tan pronto como los otros estudiantes se dieran cuenta que él era un judío israelí.

“Escondiendo mi vergüenza, le pregunté a la madre si ella había considerado matricular a su chico en Yavneh”, una escuela judía en Marsella, dijo Ravet, quien dirigió la escuela preparatoria Versaille en la misma ciudad. Después que la madre dijo que Yavneh estaba llena, Ravet intervino para lograr que el chico fuera aceptado ahí de cualquier manera, dijo él a L´Express.

Bernard Ravet está haciendo titulares en Francia con sus comentarios sobre que las escuelas públicas no son un lugar seguro para los estudiantes judíos.

Ravet se dio cuenta por primera vez que su escuela no era el lugar para los judíos cuando un periodista de radio, Edouard Zambeaux, les preguntó a algunos de sus estudiantes durante entrevistas si había judíos estudiando en su institución.

“Si los hay, entonces ellos tienen que ocultarlo”, dijo uno de los estudiantes, enviando “un escalofrío por mi espalda”, recordó Ravet.

Davindenkoff dijo a JTA el jueves que él considera un “fracaso” para el sistema de educación pública cuando uno de sus directores siente que necesita referir a los judíos a escuelas privadas para su propia seguridad o bienestar.

Ravet también encontró versículos islamistas sobre matar a los homosexuales y mutilar a los ladrones circulando entre la población estudiantil.

Mientras que hace 30 años la mayoría de los judíos franceses matriculaban a sus hijos en escuelas públicas, ahora sólo un tercio lo hace. Los restantes dos tercios están divididos igualitariamente entre escuelas judías y escuelas privadas que no son judías, incluyendo instituciones católicas y protestantes, de acuerdo a Francis Kalifat, el presidente de del grupo paraguas judío CRIF en Francia.

“En la región de Paris, virtualmente ya no hay estudiantes judíos asistiendo a las escuelas públicas”, dijo Kalifat a JTA el año pasado, atribuyendo su ausencia a “una mala atmósfera de acoso, insultos y ataques” contra los judíos debido a su etnicidad, y al simultáneo crecimiento del sistema de educación judío.

 

Fuente: Haaretz
Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil