JUGADOR DE LOS GIGANTES DE NEW YORK MUESTRA SU ORGULLO JUDÍO DENTRO Y FUERA DEL CAMPO

Adam Bisnowaty en una práctica de mini campo en el Estadio MetLife en East Rutherford, New Jersey, el 25 de mayo del 2017.

Adam Bisnowaty es uno de los pocos atletas judíos de la NFL -y si su tatuaje en hebreo no te da la pista, quizás la maztzah en su casillero lo hará.

NEW YORK (JTA).- Como novato en la Liga Nacional de Fútbol, el liniero atacante de los Gigantes de New York Adam Bisnowaty está dividiendo la mayor parte de su tiempo antes de que empiece la temporada en septiembre entre prácticas agotadoras y largas reuniones de equipo.
Para iluminar el estado de ánimo, los jugadores veteranos les piden a los novatos en cada pretemporada que canten frente al equipo. Bisnowaty piensa que cuando sea su turno, él irá con «Dreide, Dreidel, Dreidel».

Bisnowaty, de 23 años, es judío -una rareza en el fútbol profesional y está cómodo hablando sobre ello con sus compañeros de equipo.

«Una de las primeras cosas que yo le digo a la gente es que soy judío», le dijo él a JTA. «La gente no conoce a muchos jugadores de fútbol judíos, así que siempre me gusta sacar eso y simplemente abrirlo, así de agradable y fácil».

Bisnowaty -quien mide 6´6¨(casi 2 metros), pesa alrededor de 300 libras, y tiene pelo castaño largo y rizado -se ha convertido en una celebridad menor en los círculos judíos después de que un artículo del New York Post del mes pasado reveló que él tiene un gran tatuaje en hebreo en su brazo izquierdo. El tatuaje se traduce como «Soy lo que soy», una frase que D-s le dijo a Moshe cuando éste último le preguntó cómo llamarlo.

La compañía de comida judía Manischewitz oyó sobre Bisnowaty y le envió una variedad de bocadillos, desde cajas de matzah hasta mezcla para hacer panqueques de papa.

La matzah provocó curiosidad en sus compañeros de equipo.

«Les prometí que traería los bocadillos y se los dejaría probar», dijo Bisnowaty.

Él espera que la matzah lo ayude a hacer más que congraciarse con sus compañeros de equipo. Bisnowaty fue un abridor por cuatro años en la Universidad de Pittsburgh, la universidad de su pueblo natal, y se proyecta para agarrar un punto en la lista de los Gigantes esta temporada -pero nada es seguro. Algunos dicen que él podría ser un abridor inmediatamente, otros dicen que podría estar en el equipo pero no activo, o registrado como elegible para jugar, para la mayoría de los juegos.

El fornido liniero está entre varios de 300 libras encargados de bloquear a los defensas para que no detengan al veterano mariscal de campo Eli Manning, un dos veces ganador del MVP (N.T. Premio al Jugador más Valioso) del Super Bowl y hermano del mariscal de campo en el Salón de la Fama Peyton Manning. Dirigiéndose al reclutamiento de la NFL de abril, los exploradores dijeron que Bisnowaty compensa la falta de atletismo crudo con su tamaño, fuerza y actitud positiva. Los Gigantes negociaron para seleccionarlo en la sexta ronda.

´Hey @THE_BIZ_SHOW oímos que te gustan las matzot, la sopa de bolas de matzah y los panqueques de papa,
todo ello está en camino para ti´

Como la mayoría de las ligas deportivas profesionales, la NFL no está exactamente llena de jugadores judíos. Los hermanos Mitch y Geoff Schawartz -ambos linieros ofensivos -estuvieron en la liga en la misma temporada desde el 2012 al 2016. Mitch es un Jefe de la Ciudad de Kansas; Geoff, quien jugó para los Gigantes en el 2014 y 2015, se retiró en el 2017 después de siete temporadas en la liga. Bisnowaty dijo que a algunos de sus compañeros de equipo les gusta decir «Tenemos a otro Schwartz aquí!».

Adam Bisnowaty en una práctica de entrenamiento de campo de los Gigantes de New York en el Estadio MetLife
en East Rutherford, New Jersey, julio 30 del 2017.

Otro notable jugador judío activo incluye al receptor abierto estrella Julian Edelman en años recientes él ha abrazado su origen judío -y el defensor de fondo y as de equipos especiales Nate Ebner, ambos del campeón del Super Bowl los Patriots de New England.

Lo que hace a Bisnowaty una aberración aún mayor en la NFL es su patrimonio israelí. Su padre creció en el estado judío y terminó quedándose en Estados Unidos cuando tenía casi 30 años después de tener un trasplante de riñón ahí. El tío de Bisnowaty, David, es el primer israelí en convertirse en un miembro parlamentario electo en la nación del sudeste de África de Malawi.

Aunque la familia celebraba las principales fiestas judías mientras crecían, el divorcio de los padres de Bisnowaty junto con su interés en el fútbol que le consumía mucho tiempo, eventualmente empujaron al judaísmo fuera de su vida en gran parte. Él le dijo a JTA que quiere reavivar su interés en la religión, y puede que tenga un bar mitzvah en algún punto.

Geoff, izquierda, y Mitch Schwartz son el primer par de hermanos judíos en jugar en la NFL desde 1923.

El fútbol, especialmente a nivel universitario, está influenciado por la religión cristiana, incluyendo entrenadores y ministros que atienden a los atletas. Pero Bisnowaty dijo que él nunca ha sido el blanco de insultos o intimidación anti-semita en su carrera futbolística. Como él lo ve, los jugadores que le piden que lleve una kippah a las reuniones de equipo lo hacen sólo para romper el hielo y pasar un buen momento.

Sin embargo, Bisnowaty estuvo consciente de lo raro que es un jugador de fútbol judío cuando él se hizo el tatuaje en hebreo. Dijo que fue una oportunidad para él de mostrar su orgullo judío.

Pero una cosa es mostrar un tatuaje en el vestuario. Tomó un poco más de coraje mostrarlo en otro escenario.

«Yo quería esconderlo de mi mamá», dijo él riéndose, «para que no se enterara inmediatamente».

 

Fuente: The Times of Israel
Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil