Macabro descubrimiento en Alemania plantea preguntas acerca de los experimentos de la época del holocaust.

noticia-CJG-Macabro-descubrimiento-en-Alemania-plantea-preguntas-acerca-experimentos-epoca-holocaustoSelección de judíos húngaros en la rampa en el campo de la muerte Auschwitz II (Birkenau) en Polonia durante la ocupación alemana, mayo/junio 1944.

Investigan el descubrimiento en un instituto alemán de investigación de docenas de restos anatómicos que se cree que pertenecen a víctimas de los nazis, de acuerdo a la Radio del Ejército.

En medio de los recientes esfuerzos de reconstrucción en una filial de un instituto alemán de investigación en Munich, docenas de partes anatómicas que se remontan a la época de la Segunda Guerra Mundial fueron descubiertas, informó el miércoles la Radio del Ejército.

De acuerdo al informe, la mayoría de los cerebros y partes de cerebro encontrados en el edificio eran restos de aquellos asesinados en los experimentos humanos nazis, los cuales fueron llevados a cabo inhumanamente en los prisioneros incluyendo niños, enfermos mentales y personas con discapacidades durante el Holocausto.
Los restos fueron encontrados en una filial del Instituto Max Planck de Munich, el cual fue fundado originalmente como el Instituto Kaiser Wilhelm que estaba fuertemente asociado con las teorías nazis de la eugenesia racial. El instituto recibía regularmente partes de cuerpos humanos de miembros nazis tales como el infame médico de Auschwitz Josef Mengele.

De acuerdo al reportaje radial, el Centro Mundial para la Investigación, Documentación, Educación y Conmemoración del Holocausto Yad Vashem no había tenido conocimiento previamente de los restos almacenados en el instituto.

Un comité investigativo establecido para revisar los recientes hallazgos ha estado tratando de identificar a las víctimas. La tarea de clasificar e identificar los restos antes de enterrarlos en una fosa común -como ha sido hecho con muestras similares encontradas en años previos -podría tomar meses, sino años, de acuerdo a la Radio del Ejército.

En el Instituto Max Planck de Alemania, donde los restos de cerebros fueron encontrados, se creía supuestamente que todas las muestras tomadas de las víctimas del régimen nazi habían sido localizadas y enterradas en los años 1990.

Sin embargo, el descubrimiento unas siete décadas después de los horrores del Holocausto parece refutar esta creencia.

De acuerdo al instituto alemán, las muestras anatómicas estuvieron probablemente vinculadas al médico y neurocientífico nazi Julius Hallervorden.
Hallervorden se convirtió en el director del Departamento de Neuropatología del Instituto para el Estudio del Cerebro Kaiser Wilhelm en 1938.

La Radio del Ejército citó una declaración alemana publicada en el sitio web del Instituto Max Planck que decía: “Estamos avergonzados de estos descubrimientos, y conmocionados por los hallazgos en el archivo”.

“Mantendremos informado al público de cualquier información adicional para maximizar la transparencia sobre el tema”, añadía el anuncio.

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Comunidad Judía de Guayaquil