El primer ministro de Canadá se emocionó durante su visita a los campos de exterminio nazis

Itongadol/AJN.- El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se emocionó hasta las lágrimas durante una emotiva visita al campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau en Polonia, el domingo.
Trudeau decidió visitar Auschwitz después de haber participado en la cumbre de la OTAN que se celebró en Varsovia. Después de su recorrido por los campos, el mandatario fue acompañado por un número de sobrevivientes del Holocausto, incluyendo a Nate Leipciger, quien, después de la Segunda Guerra Mundial, emigró a Canadá a la edad de 18 años.
El primer ministro también fue acompañado por el canciller de Canadá, Stéphane Dion y el rabino Adam Scheier, vicepresidente del Consejo Rabínico de Canadá.
Durante el recorrido, Trudeau visitó la sección del museo del campo conocido como el ‘Almacén Canadá, «un espacio en el que se exhiben los bienes que fueron apropiados por los nazis. Ante los montones de zapatos, bolsas, vasos y cepillos que fueron robados de los judíos, el primer ministro no pudo contener las lágrimas. Poco después de su visita a los crematorios y las cámaras de gas en Auschwitz 1, se dirigió a Birkenau antes de embarcarse en una marcha sobre las vías del tren a la rampa en la que los nazis hacían su proceso de selección de las nuevas víctimas judías.
Canadá se encuentra entre los 36 países que apoyaron el Fondo Perpetuo de la Fundación Auschwitz-Birkenau, que financia el mantenimiento del campo de concentración.

Al final de la gira, Trudeau escribió en su cuenta de Twitter: «Me conmovió profundamente a visitar el (Museo de Auschwitz). Que nuestro testimonio de la capacidad de la humanidad para el mal fortalezca nuestro voto para decir: Nunca más».

 

Fuente: Diario Iton Gadol