Breve Historia

Hace aproximadamente 75 años llegaron los primeros inmigrantes de Europa, los que serían los futuros fundadores de la presente Comunidad Judía de Guayaquil. Así como avanzaba la persecución Nazi contra los judíos en el Viejo Continente, esta inmigración fue aumentando y así en Mayo 26 de 1940 se fundaba la Comunidad Judía de Guayaquil, cuyo primer directorio estaba conformado por los señores Jacobo Czarninski, Salomón Guttman, Abram Jazon.

Estos inmigrantes, que en su mayoría estaban luchando por su supervivencia económica, que habían llegado a un país cuyo idioma no conocían, muchas veces desamparados frente a las autoridades, tuvieron que adaptarse a una sociedad donde todas las costumbres les eran extrañas, vivían constantemente bajo el temor de ser devueltos a Europa donde les esperaba la muerte segura. Todos estos problemas inmediatos no aminoró en ellos el sentimiento de bueno judíos y entre las primeras cosas de las que se preocuparon fue de fundar una Comunidad Judía que sirvió para mantener viva la vida judía en este nuevo país y la adquisición de un pequeño cementerio, para asegurar que todo judío tenga un funeral según las costumbres milenarias del pueblo judío.

La primera sede de la Comunidad en Guayaquil

Comunidad-Judia-historia-01-foto-sinagoga-antiguaLa primera sede de la Comunidad estuvo ubicada en un departamento alquilado, en una casa de madera de un piso, en una esquina de la Av. 9 de Octubre y Malecón, (actual edificio La Previsora). Este centro comunitario sirvió como punto de unión por muchos años a la Comunidad. Allí se efectuaban los rezos de fin de semana, los rezos para las principales fiestas, se realizaban los matrimonios, era un lugar de reunión social para toda ocasión.

Siendo todos los miembros los nuevos inmigrantes, los idiomas que predominaban eran Ydish y Alemán (esto lamentablemente alejó a algunos Ydish, especialmente los venidos de Italia y Francia).

En esta época, al haber sido Guayaquil el principal puerto de entrada al Ecuador, todos los nuevos inmigrantes llegaron primero a esta ciudad. La Comunidad Judía de Guayaquil llegó a tener más de 2,000 miembros, pero el clima y el entorno físico de la ciudad eran muy duros para los nuevos inmigrantes de Europa. La malaria, la fiebre amarilla, el paludismo eran enfermedades especialmente duras para ellos, sumado a esto, el gran calor, la humedad y los insectos, razón por la cual la mayoría se mudaron a otras ciudades, especialmente Quito, Cuenca y Ambato donde el clima y el entorno era mucho más benévolo para ellos.

En 1958 la Directiva de ese entonces, donde podemos mencionar al Sr. Max Stern, Sr. Alfredo Czarninski, Sr. Heinz Grunewald, Sr. Gerd Koppel, y el “Comité de Padres de Familia” fundado y dirigido por la señora Ruth de Czarninski, tomaron decisiones transcendentales para el futuro de la Comunidad. Se decidió: cambiar el entorno físico de la Comunidad, aumentar las actividades sociales y darle un diferente énfasis a la educación de la juventud. Se alquiló una villa en las calles Aguirre y los Ríos donde se construyó una piscina, logrando que “El Club” de esa época se convirtiera además de centro espiritual, en un centro social y educativo. Con grandes sacrificios económicos se contrató a un “Madrij-Profesor”, Sr. Moshe Rubin, que vino desde Israel a dirigir a niños y jóvenes de Guayaquil. Se daba inicio a una época de educación judía y sionista en la Comunidad.

Consecuencia de una constante emigración de familias de la Comunidad y por la salida a estudiar al extranjero de la gran parte de la juventud, en 1968 se termina la época de oro de la Comunidad, la cual quedó muy reducida en número y casi sin jóvenes. Esta Comunidad reducida, por razones económicas, tuvo que abandonar la sede hermosa y funcional que tenía. La vida judía tenía que continuar y se alquiló un pequeñísimo departamento en el centro de la ciudad, en las calles Luque y Chile.

La sede se traslada a la ciudadela El Paraíso

La comunidad funcionó por varios años en ese pequeño y triste departamento hasta que en 1985 en la presidencia de Isaac Piegnagura, se traslada la Comunidad a una villa alquilada en “El Paraíso”. Gracias a una pequeña ola de inmigrantes que llegó de Argentina, Colombia, Perú y Panamá, más la llegada de un grupo de técnicos israelíes junto a sus familias, la Comunidad se fortalece en número de miembros y más importante aún se conforma nuevamente un grupo de niños y jóvenes.

En el “Club de El Paraíso” la juventud tiene otra vez espacio físico para encontrarse, salones y un jardín. Un evento importantísimo que surge en esta sede, es la formación del movimiento juvenil “Macabi” formado inicialmente por Ricky Wellisch con el apoyo de su hermano David. El mérito del movimiento juvenil es que era dirigido y organizado por los jóvenes mayores, que formaban el grupo de los Madrijim. El grupo Macabi fue dirigido en los años siguientes, por Ricky Wellisch, David Wellisch, Julián, Glenda y Malena Burgos, Anat Goldenberg, Taly Czarninski y Yael Czarninski.

La Comunidad Judía de Guayaquil con sede propia

Comunidad-Judia-historia-02-foto-sinagoga-El-ParaisoEn 1989 es elegido para la Presidencia el Sr. Johnny Czarninski formando el directorio junto a Roberto Sadun, el Sr. Helmut Wellisch, el Sr. Jorge Mirensky, el Sr. Saúl Goldenstein, el Sr. Josue Strelec, y la Sra. Bertha Felman, quienes decidieron construir una sede propia. En Mayo de 1990, gracias al generoso donativo de todos los miembros, por primera vez en Guayaquil, la Comunidad construye una cómoda y funcional sede propia, constituida por un edificio principal, con una hermosa sinagoga, salones para jóvenes y un área social, grandes jardines, cancha poli-funcional de tenis, volley e indoor football y una gran piscina con sus respectivos vestidores.

Desde 1990 se establece una muy especial relación entre la Comunidad Judía de Guayaquil y la Organización Chabad de Nueva York. Desde entonces, llegan a Guayaquil por lo menos dos jóvenes Rabinos voluntarios a dirigir los rezos de las altas fiestas.

En  el año 2000 es nombrado Presidente de la Comunidad Judía de Guayaquil, David Roth, bajo cuya dirección se mantiene la unión de sus miembros, y con entusiasmo se continúan celebrando las festividades judías.

Comunidad-Judia-historia-03-foto-sinagoga-Urdesa

El 18 de Diciembre de 2012 se inauguró una nueva sede de la Comunidad Judía en la ciudadela Urdesa. Con un diseño arquitectónico inspirado en nuestras raíces, dispone de diferentes espacios de recreación y actividades para nuestros miembros.  Cuenta con áreas verdes, una sinagoga donde puede apreciarse el Aron Hakodesh, un jardín de infantes, lavado de manos y una Mikve para hombres y mujeres, además de una amplia área social con jardines naturales y piscina, para el desarrollo de eventos y actividades de la comunidad.

 

Su actual Presidente es Johnny Czarninski, y el resto de la Directiva la integran Roberto Sadún, Saúl Felman, David Roth,  Bryan Salamon, Brandla Goldenstein, Taly Czarninski y Joseph Shalev.

 

Por primera vez, la Comunidad cuenta con la presencia de un Rabino de manera permanente.